CENA

 

CENA

La cena (del latín cena) es, como norma general, la última comida del día que se toma por la noche. Las cenas suelen incluir dos o más platos, y pueden ir acompañadas de vino o postre. El plato principal suele incluir carne y verduras. En las épocas de verano, la cena puede consistir en un plato principal acompañado de una ensalada o fruta.

Que comer en la cena debemos procurar que las cantidades de la comida sean menor que las otras comidas las preparaciones de los alimentos deben ser al vapor, horneados, guisados; siempre evitando las comidas grasosas  y alimentos don contenido calóricos elevados

Así, en las preparaciones propuestas escogemos vegetales varios como fuentes de hidratos y siempre alguna fuente de proteínas para ser usada durante la noche como sustrato para reparar o crear estructuras.

 

alimentos s

Entonces, empleamos preparaciones con carnes magras como pechuga de pollo, merluza o atún y también, utilizamos como fuente de proteínas huevo o quesos sin muchas grasas.

Con estos ejemplos y propuestas puedes lograr una cena saludable para cada día de la semana, consumiendo preparaciones variadas, nutritivas e ideales para la última comida del día.

Así como el desayuno es el alimento más importante del día y debemos procurar que sea saludable, la cena requiere de la misma dedicación porque es la última inyección de energía que le entregas a tu cuerpo.

 

El tipo de comida que ingieras en la cena debe ser ligera y de fácil digestión; esto es porque entre el momento que estas cenando y cuando te vas a dormir, el promedio de tiempo que pasas despierto es una hora. En ese lapso el cuerpo no alcanza a digerir ni la mitad de lo que consumiste y entonces tendrá que realizar el resto del trabajo cuando estés dormido.

 

Más allá de eso, debes recordar que descansar es primordial para regenerar las células del cuerpo -de la piel, el cerebro y el sistema inmonológico principalmente-, y así tener la energía suficiente para enfrentarte al día a día. Si te duermes con una cena muy pesada en el estómago, todos los esfuerzos de tu organismo se ocuparán en digerir, en vez de volver a establecer el balance que pierdes con las tareas cotidianas.

 

Lo ideal a la hora de la cena es evitar el exceso y elegir alimentos bajos en grasas, de preferencia frutas y verduras, o un poco de proteína.

DSC_1547

Nos encantaría que dejaras un comentario